Laureado deportista vive una tragedia personal detrás del éxito

HUGO MORA, UN LUCHADOR DENTRO Y FUERA DE LA COLCHONETA

El luchador Hugo Alejandro Mora Martínez, a sus 41 años, recibió sus segundos "Laureles Deportivos del Perú"  de parte del Instituto Peruano del Deporte, en el Grado de Comendador, por los logros obtenidos en sus veintisiete años de trayectoria deportiva, en Sudamérica, América del Norte y Europa.

Mora vino desde España, donde reside actualmente, para recibir dicha condecoración, la que fue entregada en ceremonia protocolar realizada en el Salón de las Américas del Estadio Nacional (1 de abril) con la asistencia del Presidente del Instituto Peruano del Deporte, doctor Eduardo Schiantarelli Sormani, el Presidente del Tribunal del Deporte, doctor Mario Gil Farfán, y los congresistas Cecilia Tait Villacorta y Víctor Manuel Noriega Toledo.

Hugo Mora, se hizo merecedor de la recompensa honorífica deportiva que otorga el Estado, al haberse distinguido en la práctica del deporte de la lucha amateur logrando ocho veces el título sudamericano en las especialidades de lucha libre y lucha grecoromana.

La entrega de los Laureles Deportivos del País al luchador Hugo Mora fue aprobado por la Sala Plena del Tribuna del Deporte mediante Resolución N° 002 -2003 - TD /IPD a propuesta del Consejo Directivo del Instituto Peruano del Deporte, concediéndole un laurel adicional al Grado de Comendador por lograr repetir las condiciones para su correspondiente recompensa honorífica.

El luchador ostenta los títulos de subcampeón mundial infantil, campeón sudamericano senior en ocho oportunidades, cinco veces campeón internacional senior, seleccionado olímpico en Moscú 1980, entre otros logros de gran trascendencia conseguidos a lo largo de su auspiciosa carrera deportiva, por lo que recibió sus primeros laureles deportivos en el grado de Oficial en 1993.

Actualmente, Hugo Mora integra el seleccionado nacional que nos representará en el Campeonato Mundial de Lucha Libre Master, para lo cual se prepara con mucha voluntad y sacrificio junto al equipo español de lucha. Pero a pesar de los premios por su fructífera carrera deportiva, el deportista vive una tragedia personal que muchos no conocen fuera de la colchoneta.

Mora no es feliz porque tiene una hija y esposa que están por ser desalojadas de su casa de Barrios Altos, en Lima, y sólo trabaja para sobrevivir en España, pero no para poder brindarle un bienestar económico a su familia. Su vida es una constante lucha y después de tantos años de trayectoria deportiva, ha decidido pedir una recompensa de gracia al Estado Peruano, además de una ayuda para no ser desalojado de su casa. 

La petición esta hecha, sólo queda a quien corresponda retribuir el esfuerzo de quien durante una vida dejo sangre, sudor y lagrimas sobre la colchoneta.

Hugo Mora, en entrevista con ZHEJUMIGUDEPORTES, nos habla de sus peripecias en España, y de su constante lucha por no desmayar ante la adversidad. 

Felicitaciones por los laureles deportivos.

Estoy contento, feliz porque después de ocho años veo coronado el esfuerzo de tanto sacrificio, y por lo menos esto duro dos años menos que los anteriores, que se demoraron diez años en entregarme los laureles deportivos. Por este motivo estoy feliz y también triste porque por circunstancias tuve que emigrar a España cuando nunca fue mi intención, para buscar un futuro mejor para mi familia.

¿Hace cuánto tiempo que está en España?

Nadie sabe lo de nadie, pero hace dos Navidades atrás que llegue a España, en donde yo he vivido muchos meses en la calle, comiendo una sola comida al día, a veces ninguna y gracias a las autoridades que he podido conocer allá, me han brindado la ayuda necesaria para poder arreglar mis papeles y salir adelante poco a poco.

¿Cuál es su situación actualmente en España?

Me dieron un permiso especial para que yo pueda venir a Lima, en esta oportunidad, por eso quiero aprovechar para agradecer de todo corazón, a las autoridades españolas, del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (Pilar Alvarez), la Policía misma, que sin ellos no hubiera podido estar presente porque aun no tengo mi tarjeta de residencia, asimismo agradecer a la Consejera de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid (Pilar Martínez) y a mucha gente, autoridades del deporte, que me han sabido valorar como persona, como deportista,  porque he luchado bastantes meses. Nadie sabe lo que es estar en un país solo, donde no se conoce a nadie, los primeros meses han sido durísimos, ahora mismo que estoy alejado de mi familia, pero es que no puedo volver porque no tengo nada, tengo que ser legal.

¿Qué ayuda necesita?

Hice un esfuerzo para venir y estar presente en esta ceremonia por dos motivos: En primer lugar para recurrir al periodismo en general y buscar el apoyo que siempre me han brindado por lo que siempre estoy agradecido, en el sentido que a pesar de los logros que he dado al país sin pedir nada a cambio durante años, ahora estoy con orden de desalojo de mi casa viviendo sin agua, sin luz; mi hija, mi esposa y mi madre viven acá y esto del desalojo en cualquier momento se hace una realidad.

En segundo lugar, son casi 30 años de servicio a mi país y voy a tratar de gestionar una pensión de gracia que creo que he ganado con méritos y mucha justicia. Yo he tenido que endeudarme en España para poder venir, solicitar un crédito. No critico a nadie, simplemente quiero que la gente sepa de mi situación y hasta pienso escribir un libro de mi vida de todas las cosas que me han pasado.

¿A quienes solicita ayuda?

Espero que mi pedido pueda llegar a autoridades del gobierno, derrepente al mismo Presidente de la República, para que me ayude con el caso de mi vivienda y se haga justicia con la pensión que me corresponde y si no se puede con esa vivienda quizá me puedan ubicar en otra mejor zona porque yo vivo en Barrios Altos, donde mi familia que esta sola no puede tener una seguridad, que es mi mayor preocupación en este momento. La pensión de gracia voy a gestionarla ante el Ministerio de Educación que es el ente que corresponde y con todo respeto solicitar estos lauros que creo que merezco.

¿Por qué se produce el desalojo de su casa?

Hace trece años, me sacaron de mi vivienda cuando casi era un niño. Yo hice una carta al Presidente de la República en 1988 cuando era Presidente el Sr. Alan García, si bien es cierto nunca me entreviste con él, fui citado a Palacio de Gobierno por su asesor y ellos hicieron una gestión ante el Banco Hipotecario para que el banco que era mi entidad en la que yo trabajaba (labore ocho años en el banco y el gobierno anterior liquido el banco) me otorgara una vivienda en mérito a mis lauros deportivos. Se hizo la gestión pero nunca hubo un compromiso de por medio y desde hace trece años estoy en una constante lucha con la comisión liquidadora del banco, incluso en la última sentencia de los vocales me dan la razón porque no soy inquilino precario pero sé que este desalojo se va a realizar si es que no hay una gestión de parte de las autoridades competentes.

¿Esa vivienda se la dio el Banco?

Me la dio a través de una carta que llego de Palacio de Gobierno.

¿La inscribió en Registros Públicos?

Jamás lo inscribí. El Banco cuando ingreso a liquidación, las autoridades anteriores me prometieron que me iban a ayudar con mi vivienda. Yo siempre actué honestamente, quizá inocentemente.  

¿Confío en las palabras?

Si me confíe, ese es mi defecto que confío en que la gente actúa de buena voluntad, yo siempre lo he hecho, pero todos no somos iguales, incluso el banco no me pago mis beneficios sociales como debió haberme pagado porque yo no hice un juicio para una demanda por beneficios, se paso el tiempo en que yo debía hacer la demanda y me cortaron el agua y la luz y así estoy desde hace cuatro años. Antes de viajar a España he tenido que rematar todas mis cosas para poder mantener a mi familia durante cuatro años y es durante ese tiempo que mi relación de pareja se fue deteriorando.

¿Esta separado?

Mi esposa esta con mi hija y yo por España, pero ya no es la relación feliz que era antes, confío en Dios en que las cosas se puedan mejorar pero no lo sé, sólo sigo luchando para darle un futuro mejor a mi familia.

¿Cómo llega a España, por cuenta propia o por una beca deportiva?

La llegada a España se produce por cuenta propia, no me quedaba otra cosa, me estuve preparando cuatro años para competir en un campeonato mundial, lamentablemente  no se daba,  y con mi curriculum, que me respalda gestione una visa y viaje a España gracias también a la ayuda del Congresista Manuel Noruega quien hizo las gestiones para poder conseguir el pasaje, allá estuve con un visado, luego con la ayuda de las autoridades me ofrecieron un contrato de trabajo y arregle mis papeles legalmente, pero a pesar de eso, estoy trabajando en lo que puedo.

¿A qué se dedica?

Estuve trabajando en una obra y para venir tuve que dejar ese trabajo y me han dado de baja, ahora que regreso tengo que buscar otro trabajo con lo que pueda defenderme en la vida.

¿En Perú trabajaba en un Banco y en España tiene que laborar en mano de obra?

Sí, acá trabaje ocho años en el Banco.

Pero eso no lo puede hacer allá...

Eso es más difícil y si se quiere hacerlo hay que tener la ayuda de una persona importante, para que tengas la oportunidad. Yo soy un extranjero allá, y los extranjeros que llegan trabajan en lo que pueden, entonces yo estoy ligado al deporte, eso me abre las puertas y puedo tener una oportunidad.

¿Realizo Estudios?

Hice cursos superiores en Senati, cuando estuve en el Banco. Estudie seis meses el curso de Supervisor, Mantenimiento y Servicios.

¿Sigue entrenando, tengo entendido que participará en un campeonato mundial senior?

Sí, entreno por las noches en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid, y estoy viviendo en un piso de acogida, de emergencia, gracias a una gestión que hizo la Consejera de Servicios Sociales. En ese piso, hasta que encuentre un lugar en que pueda trabajar, buscarme una habitación y pueda llevarme a mi hija que es lo que más deseo realmente.

¿Esta competencia para cuando esta prevista?

Para agosto o setiembre, en master.

¿Cuántos años tiene?

41 años

¿Aparenta menos edad?

Si, lo que pasa es que siempre me he preocupado por llevar una vida disciplinada y sana y mucha gente no cree. Incluso con los que entreno son todos senior y piensan que yo tengo la edad de ellos, pero sigo entrenando y como he respondido me han dado todas las facilidades para que entrene con la selección española porque inclusive hay clubes, pero insistieron en que entrene con la selección, pues así intercambiamos técnicas y trato con mi experiencia de colaborar con ellos por la ayuda que me han brindado.

¿La ayuda que solicita la va realizar directamente al gobierno del Perú o por intermedio del IPD?

Sé que hay una resolución del gobierno que esta en el diario oficial "El Peruano", que es para solicitar una pensión de gracia. Yo cumplo con todos los requisitos, voy hacer la gestión. En una oportunidad converse con la deportista Tait, ella envío una carta al IPD, y le respondieron que no grava en el IPD, un pedido mío, lógicamente nunca lo solicite pero según tengo entendido que es a través del Ministerio de Educación que se hace el pedido, y que se basa también en que como deportista amateur, durante 29 años he tenido infinidad de lesiones en la rodilla y sé que mañana más tarde, Dios no lo quiera, esas lesiones van a salir a flote porque yo no soy un futbolista al cual se le pasa una resonancia magnética, nosotros solamente nos frotamos. Por eso quiero que mi familia tenga una seguridad y creo que con justicia, la merezco al igual que todos los deportistas que han prestigiado al país.

¿Hay un monto especifico que esta solicitando?

Sé que hay una Comisión de pensiones de gracia, ellos evalúan  y determinan lo que le corresponde a cada deportista o peruanos que han prestigiado al país.

¿Existen deportistas que han recibido esa pensión de gracia o Ud. Es el primero en solicitarla?

Tengo entendido que un Congresista (Humberto Martínez Morosini), estuvo gestionando una pensión para el Sr. Adolfo Suárez, pero él falleció y quedo en nada. Es difícil pero no hay peor gestión que la que no se haga. 

A pesar de las dificultades que ha descrito, ¿Qué metas se ha trazado de ahora en adelante?

Lo único que me queda para el futuro es seguir trabajando, entrenando, como lo he hecho hasta ahora, saliendo adelante y decir basta ya de preocupaciones porque me duele mucho todo lo que ha pasado ya que son 29 años en el deporte y no he recibido nada a cambio.

Los laureles ¿Tienen algún significado especial?

Son importantes, pero no significan ningún premio económico que pienso que debería ser. Yo perdí todas mis medallas tratando de gestionarla y nunca las pude recuperar.

¿Cómo la perdió?

Tratando de gestionar mis primeros laureles deportivos, iba a las autoridades enseñando mis medallas y un día cansado, ingrese a un restaurante a almorzar y se las llevaron y nunca me las entregaron.

¿Eran medallas de títulos?

Todas mis medallas, de un sudamericano, de los cinco campeonatos internacionales, eran como 60 medallas, todas las perdí, salió la noticia en los medios de comunicación pero nadie las entrego.

Aparte del valor moral, esas medallas  ¿tenían algún valor económico?

No, tenían un valor simbólico para mí. Las medallas eran bonitas, pero no  costosas.

¿Derrepente, algún aficionado se llevó sus medallas?

Sí, pudo ser un coleccionista e inclusive algunos medios ofrecieron una recompensa, pero nunca las entregaron jamás. Eso me sucedió en el año 1993. Sufrí mucho los primeros meses, pero sólo me tengo que conformar con las fotos y ahora sólo enseño las fotos, nada más.

Con tantas experiencias vividas ¿Qué consejo le daría a los deportistas?

Les diría a los deportistas que pongan un poco más de empeño, que por lo menos  cuando llegan a un ciclo, lo mínimo tengan un trabajo seguro y estable, y puedan defenderse en la vida para que estén tranquilos con su familia, y no tengan la necesidad de estar tratando de salir del país porque no es fácil estar lejos. Yo he pasado dos Navidades en la calle sin tener donde dormir, he derramado muchas lagrimas y allá nadie te ayuda en realidad. He recurrido a muchos peruanos que me han dado la espalda, y por eso es que me siento agradecido a España, al respaldo que me ha dado su gente, sus autoridades, que han aliviado en algo lo solo que me he sentido durante este tiempo, más de un año, pero si bien ya me estoy acostumbrando, hay mucho que luchar para poder salir adelante.

Hugo Mora, gracias por la entrevista y que le vaya bien de ahora en adelante.

Sí agradezco a Dios por darme la fortaleza que necesitaba, gracias a él sigo viviendo con optimismo, y sigo luchando porque es la única manera de salir adelante y ver mis metas realizadas.  Finalmente, por intermedio de tu revista quiero pedir a los medios que me apoyen en las gestiones que voy a realizar porque mi mayor preocupación es que mi familia se quede en la calle. Yo he sufrido esa necesidad cuando estuve pequeño y sé lo que es vivir esa situación, prácticamente mi casa esta vacía porque casi todas mis cosas las he vendido, pero espero que pronto llegué ese día en que pueda cambiar mi suerte.

Judith Chuquipul Torrejón

C.P.D.P. - 432 -LM

AIPS - PER 0010/1

 

Zhejumigudeportes - Edición II - Julio 2003